miércoles, 20 de mayo de 2009

Atardecer capturado


Me abriste
la Puerta del Río
un trece
al atardecer.
Y al abandonarte
me quedé pensando
en los rincones
de tu alma dorada,
mientras yo
grababa
esta quietud
entreabierta
rojiza
en tus piedras
y en mi vida.
El poema ha sido publicado en el libro Rincones de creación por la Fundación Salamanca Letra Contemporánea. La foto es de David Arranz, pedazo fotógrafo.

1 comentario:

Estela dijo...

Me encanta el poema, amiga. Me da mucha nostalgia al recordar mi dorada ciudad.
Besitos