jueves, 3 de diciembre de 2009

A 6586 kilómetros por hora















El martes 1 de diciembre volví a organizar un poético recital entre amigos... y algún que otro estudiante.

Fue un viaje desde mi alma hacía aquellos lugares en los que alguna vez tomé esencias, colores, recortes, olores para plasmarlos en mi cuaderno de poesía. Un viaje lleno de emociones y recuerdos.

Un placer, como siempre.

4 comentarios:

Soledad Sánchez M. dijo...

Gracias, mi niña, por abrirme la puerta de tu espacio.

Yo te dejo la mía.

Tuve la gran suerte de viajar contigo en este magnífico recital.

Me gusta la mirada con la que nos descubres tus rincones. Yo también soy una enamorada de Samabria... pero desde el martes... la sentiré, sin duda, de otra forma.

Un beso.

S.

Soledad Sánchez M. dijo...

SaNabria, claro.

S.

Lequar dijo...

Siento no haber podido estar en ese viaje, pero guardame un asiento parael proximo viaje

aguaclara dijo...

Viajas a una velocidad relámpago, no entiendo como aguantas tantos kms.Tu pasión te lleva y te dejas llevar y llevar impregnada siempre por la emoción y felicidad que sientes la misma que transmites a tus oyentes, esres una perfecta comicadora.Felicidades y besitos